Las mejores maderas para hacer celosías

celosías de madera para terraza en azotea, provincia de Toledo, obra de 2013

Las celosías de madera, aparte de cumplir con la función de demarcar un espacio, también son un importante elemento decorativo en jardines y terrazas, en donde se integran con el paisaje, y armonizan con el mobiliario y la arquitectura.

Las celosías de maderas están conformadas por listones delgados que gracias a múltiples uniones y superposiciones, forman cuadriculas romboidales, cuadradas, o en forma de estrellas. Los diseños para las celosías de madera pueden ser muy variados, y las dimensiones de los espacios también lo pueden ser.

Aquí dejamos una lista de las mejores maderas para hacer celosías:

-Pino: La madera de pino es el material que es extraído del mismo árbol que su nombre indica, el Pino, este material se usa para elementos de construcción así como para la elaboración de mobiliario y todo tipo de productos. También se utiliza la madera de pino en gran medida para combustible en hogares y empresas. Esta madera es la más utilizada en todo el mundo gracias a su ligereza, resistencia y su sencilla forma de trabajarla.

-Pino Melis: Esta madera se caracteriza por el color marrón claro a marrón rojizo y por su elevado peso. Suele tener muy pocos nudos, Se utiliza para trabajos de construcción en general. Tiene una densidad seca de unos 470 kg/m3, una porosidad abierta del 60%, un punto de saturación de fibra de 0,25 kg y un contenido de humedad de saturación de 1,60 kg.

-Haya: La madera de haya es una madera de especie frondosa, dura y pesada, especialmente conocida por sus tonalidades claras y su excelente comportamiento ante toda clase de acabados. Se trata de una opción muy competitiva dada su abundancia, gracias especialmente a las explotaciones forestales sostenibles. Es poco usada para la construcción de celosías pero es un material fácil para trabajar.

-Roble: La madera de roble es quizás, junto a la de pino, la más popular. Lo es por su excelente relación entre calidad, apariencia, resistencia y facilidad para trabajar. Tanto en el aserrado como en el cepillado los inconvenientes son los derivados de su dureza. Fácil clavado y atornillado, puede dar algún problema de encolado con colas alcalinas.

-Iroko: El iroko es una madera tropical muy conocida por su resistencia y durabilidad, y también por su interesante veteado y coloración. Sin embargo es algo más ligera y menos grasienta, ya que como es lógico no produce la resina natural de la teca conocida como aceite de teca, es fácil de trabajar. Aserrado, clavado y atornillado sin problemas. Puede presentar algunos problemas con los acabados y encolados, también repele tintes, barnices y pinturas que se sequen por oxidación.

Leave a Reply